Buscador
Buscador

Proyecto Diez

Un dormitorio decorado con armonía

Energía positiva se respira en este dormitorio, decorado para disfrutar de un ambiente funcional, pero también relajante y moderno. ¡Objetivo cumplido!

21/01/2016 Texto: Miriam Alcaire. Fotos: Hearst Documentación

Apesar de no ser muy espacioso, este cuarto resulta despejado y muy cómodo. El trabajo de interiorismo se centró en conseguir un clima de relax, que no se viera obstaculizado por muebles grandes, demasiado agobiantes, que “robaran” los escasos metros disponibles. Al mismo tiempo se hacía necesario disponer de espacio suficiente para poder guardar ropa y accesorios.

EQUPO BÁSICO: LOS MUEBLES DEL DORMITORIO 
El tema se solucionó con una decoración apoyada en piezas multiuso. Además, se dotó de alegría a la habitación al elegir colores luminosos y de gran impacto visual. El armario ropero es el elemento más grande: ocupa toda una pared, pero queda bastante disimulado tras las puertas lacadas blancas. El sistema de correderas ayuda a ganar superficie útil.

PIEZAS BIEN ELEGIDAS
Los textiles y los detalles decorativos -cuadros, alfombras- ponen una nota moderna y animada: en resumen, un estilo súper práctico, pero con chispa.

- PROBLEMA: El dormitorio principal estaba equipado con un conjunto poco práctico, de muebles grandes
y pesados, en colores oscuros.
- SOLUCIÓN: Se recurrió a piezas ligeras, fáciles de adaptar a espacios pequeños, y se transformó el estilo, gracias al uso de los tonos vivos y los complementos.

CLAVES DE LA DECORACIÓN
1. Muebles polivalentes. Se han elegido de líneas sencillas y color claro, para cubrir varias necesidades al mismo tiempo y aprovechar de forma efectiva los metros cuadrados.
2. Juego de color. El contraste entre el intenso tono berenjena y el blanco anima mucho toda la
decoración y centra la atención
en los complementos textiles.
3. Espacio de almacenaje. Se han primado los muebles para mantener el orden y guardar lo necesario: la cómoda y el armario.

Publicidad

Ver más articulos