Informe

Colchones según necesidades

Dormir bien para vivir mejor: aliados sobresalientes son los colchones, bases y almohadas. La oferta es inabarcable, por eso te orientamos para que elijas según tus necesidades... y aciertes.

29/08/2016 Miriam Alcaire

1. ¿Duro o blando? Peso, postura, ritmo del sueño... Todo cuenta al elegir la firmeza del colchón. Como norma: a mayor peso corporal y movimiento al dormir, opta por modelos más duros. Maxiflex tiene de dureza media y alta que se adaptan a todas las necesidades.

2. La base perfecta. La firmeza de la cama se incrementará según la base utilizada (lamas flexibles o tabla rígida). Para que el colchón dure más y procure buen descanso, no vale cualquiera, sino la más adecuada a las características de éste.

3. Muelles, más frescos. Estos colchones ofrecen buena firmeza, transpiran muy bien y dan menos calor que los fabricados con otros materiales. También hay modelos con cara de verano e invierno. Los hay de diferentes tipos. Los de Vispring tienen muelles dispuestos en forma de panal encajados manualmente.

4. Viscoelásticos, adaptables. Firmeza media combinada con ductilidad. Llevan viscoelástica en el acolchado y el núcleo puede ser de muelles, espuma, etc. Geniales para climas fríos, se adaptan al cuerpo y a su temperatura, por lo que resultan súper acogedores.

5. Látex, para alérgicos. Por su elasticidad y reducción de puntos de presión -se hunden menos que los de visco-, ofrecen gran capacidad de adaptación; además, son perfectos para alérgicos (no al látex). Para diferenciarlos de los sintéticos, deben estar fabricados con al menos un 85% de este material.

6..Y de tecnología punta. Los colchones de alta gama ofrecen prestaciones de auténtica “ciencia-ficción”. Poseen núcleos de varias capas que combinan materiales, firmezas y densidades. Además, ayudan a obtener efecto termorregulable, controlan humedad, regeneran y revitalizan la piel o favorecen la relajación muscular, gracias a avanzados tratamientos aplicados durante el proceso de fabricación.

7. Canapés a la medida. Este complemento cumple una función de almacén muy práctica en casas pequeñas... Y, además, decora. Puedes encontrar canapés abatibles, fijos, con ruedas y cajones, de apertura lateral, de láminas, transpirables... También los hay en polipiel, madera, tela, etc.,… para integrarlos en el estilo del dormitorio.

8. La almohada ¡importa!. Tanto como el propio colchón, para descansar y evitar dolores de espalda. El grosor: entre 10 y 15 cm, de más baja a más alta si se duerme boca abajo, de espalda o de lado respectivamente. En cuanto al material, mejor látex o espuma. El catálogo de almohadas de Tempur® dispone de modelos tradicionales y muy ergonómicos.


Comentarios

Publicidad