2

Ideas para reformar la cocina

Aprovechar el espacio al máximo, tener mucha capacidad de almacenaje y hacer el trabajo más cómodo, son las claves a la hora de planificar la cocina. Te contamos cómo conseguirlo y planificar bien la colocación de todos los muebles así como el interior de los mismos.

09/09/2013

A la hora de reformar la cocina, hay que planificar cui­da­dosamente todo el proceso: desde la renovación de las instalaciones hasta la distribución y colocación de los mue­bles, para que el tiempo de obra sea el más corto po­sible y el resultado el más bonito y práctico.
? DETERMINAR LAS NECESIDADES REALES. Fundamental para con­seguir la cocina más adecuada para el que la va a usar. No es lo mismo cocinar a diario que sólo el fin de se­mana. Es el momento de decidir si se quiere una zona de office, si se va a dejar abierta al salón, etc., etc.
? DIBUJA UN PLANO CON LA DISTRIBUCIÓN. La co­lo­cación del mobiliario estará determinada por la for­ma del espacio y por los metros disponibles. Mide bien y dibuja el plano con la distribución idónea y marca tomas eléctricas, de agua.... En una cocina alargada y estrecha, lo recomendable es instalar mobiliario sólo en un frente; si es rectangular y amplia, coloca muebles en las dos paredes enfrentadas. Incluso, los muebles superiores puedes po­nerlos hasta el techo, para tener una gran zona de almacenaje; si tiene una planta cuadrada o rectangular, dispón el mobiliario en “L”, o, si los metros lo permiten, en “U”. Una península o una isla es muy útil para rentabilizar el espacio del centro e incluso ganar una zona para comer.
? DISTRIBUYE LAS ZONAS SEGÚN LA FUNCIÓN. Ten en cuenta que una cocina bien organizada y funcional debe estar subdividida en tres áreas, que estarán situadas en los vértices de un trián­gulo imaginario, el llamado “triángulo de trabajo”: la zona de lavado, la de cocción y la de almacenaje. De esta manera se facilitan los movimientos y se evitan desplazamientos innecesarios con la consiguiente pérdida de tiempo. Pon superficies de apoyo junto a cada zona, es decir, junto al horno y microondas, una para apoyar las fuentes calientes y también a cada lado del fregadero.
? RENUEVA TODAS LAS INSTALACIONES. Aprovecha la reforma de la cocina para poner las instalaciones al día, así te evitarás obras en el futuro. Si las tuberías están en mal estado o tienen más de 25 años, es el momento de renovarlas, también es con­ve­niente que hagas un repaso de la instalación eléctrica.
? ELIGE MUEBLES DE GRAN CALIDAD. Es muy importante ya que la cocina tiene mucho desgaste diario y debe durar muchos años. Por este motivo, la estructura de los muebles –puertas, frentes, ar­marios– y las encimeras deben ser resistentes y de calidad. Por ejemplo, la firma Ikea ofrece, a un precio asequible, altos es­tán­dares de calidad en sus sistemas de cocinas Faktum fa­bricadas, tanto la estructura como las baldas interiores, con un tablero de par­tículas de 18 mm de grosor. Ofrecen hasta 25 años de garantía.
? DISEÑAR UNA COCINA ERGONÓMICA. Al momento de colocar el mobiliario, ten en cuenta la comodidad. Es más ergonómico no poner los armarios altos a más de 1,40 m del suelo; y pon las encimeras a una altura de entre 85 cm y 90 cm. Para facilitar los desplazamientos, intenta que la distancia entre las diferentes zonas el triángulo de trabajo no sea menos de 2 m ni más de 6 m. Si optas por una isla, dispón que haya 90 cm alrededor, para facilitar bien los movimientos y la apertura de las puertas.

Etiquetas: baldas y encimeras.