Buscador
Buscador

Baños al detalle

Un baño en blanco y rojo

Alargado y estrecho, este baño se ha rentabilizado al máximo con una equipación en línea y una apuesta por el binomio rojo-blanco que refuerza la luz natural.

28/07/2015 Texto: Miriam Alcaire. Fotos: Hearst Documentación

Ocupar el ancho de la pared con una gran cabina de ducha fue determinanteen la colocación del resto de los elementos de este cuarto de baño de planta rectangular. Para romper la monotonía y dar entidad a esta zona, el interior se decoró con otro tipo de revestimiento -teselas de vidrio- que aportan luz y son muy vistosas. La amplitud de la cabina ha permitido tener también una zona extra donde poder secarse y vestirse cómodamente.

LAS CLAVES DEL ÉXITO
1 Colocación en línea. A pesar de tratarse de una superficie estrecha, no se ha prescindido de ninguno de los sanitarios (incluido el bidé), gracias a que se han instalado en hilera, dejando a la derecha un cómodo pasillo.
2 Apuesta por el rojo. No suele ser habitual en el cuarto de baño pero, utilizado en combinación con el blanco, potencia la luz proyectada por éste y aporta carácter, alegría y mucho dinamismo.
3 Superficies de vidrio, como la encimera del lavabo y el espejo, no solo modernizan el ambiente, además lo hacen más ligero.

Publicidad

Ver más articulos