Buscador
Buscador

Cómo ahorrar en calefacción

Te ayudamos a rebajar tu presupuesto de calefacción. ¿Cómo? Pon en marcha estas medidas sencillas y útiles y lograrás recortar las facturas en más de un 30%.

25/10/2013

1. Calcula las necesidades calóricas
Por lo general, cada habitación necesita 100 w por cada m2 pero influyen otros factores: el uso de la misma, las dimensiones de la estancia (m2 y altura), el aislamiento de la vivienda y la zona climática donde esté ubicada.

2. Ni frío polar, ni calor caribeño
En una vivienda estándar la temperatura ideal debe oscilar entre 18º y 20º C. Por cada grado de más, el gasto se incrementa un 7%. Para mantenerla constante, lo mejor es colocar un termostato.

3. Contrata la mejor tarifa
Las compañías presentan ofertas “duales” (de luz y gas) que suponen un ahorro de entre 15 y 36 € anuales. Infórmate en el comparador de precios de la Comisión de Energía (www.tarifasgasluz.com)

4. Utiliza la calefacción
De forma eficiente Si durante la noche bajas el termostato de 20º a 16º C, puedes ahorrar un 13% en la factura de la calefacción, lo que se traduce en unos 100 € anuales. Aunque los expertos recomiendan apagarla por la noche.

5. Aprovecha la energía del sol
Diez minutos son suficientes para ventilar la casa. Luego, cierra bien las ventanas y aprovecha al máximo el sol que entra a través de ellas.

6. No cubras los radiadores
Evita poner a secar ropa sobre los radiadores, ya que éstos harán un esfuerzo extra para calentar; pon la ropa en un  tendedero al lado. Es recomendable ubicar los radiadores bajo las ventanas, coincidiendo en longitud, para favorecer la idónea difusión del aire.

7. Elige bien la caldera
La caldera de condensación es más eficiente y económica que la de tipo convencional. Para que te dure más tiempo, límpiala una vez al año.

8. Mejora eficiencia energética
Ésta se mide en una escala de 7 grados, según las normativas española y europea, de la A a la G (la peor). Así, por ejemplo, una vivienda de 110 m2 que mejore su calificación en tres grados, ahorrará al año 573 €.

9. Baja persianas y cierra cortinas
Haz ambas cosas cada noche en las ventanas para mantener el calor. Y aleja sillas y sofás de las ventanas, pues la proximidad del vidrio produce frío.

10. Paga solo por lo que consumes
Si tienes calefacción central, propón a la comunidad instalar contadores individuales o estimadores de coste de consumo. Además de ser una medida obligatoria en 2016, os ayudará a ser más responsables.

Trucos que ayudan: poner alfombras, persianas de calidad, cerrar puertas para concentrar el calor en la zona en que pases más tiempo...
Aislar ¡es clave!

◗ El aislamiento es fundamental si quieres ahorrar en consumo energético y, a la vez, mantener el confort y la temperatura idónea en casa. Para ello, además de instalar burletes en las puertas, existe un sistema de aislamiento, el Supafil, una lana mineral respetuosa con el medioambiente, que se inyecta en la fachada, sin necesidad de obras ni de modificar aquella ni de desalojar la casa. (Ver www.supafil.es)
◗ Pon atención a las ventanas. Instala en éstas carpintería de aluminio o PVC con doble vidrio y rotura de puente térmico. Aislarás  mejor y ahorrarás.

11. Instala un termostato
Para reducir el consumo, puedes instalar válvulas termostáticas para los radiadores o un termostato que regule la temperatura general. Los hay con programador horario (te permiten determinar la temperatura según las horas y necesidades).

12. Si te ausentas, programa la temperatura
Si sales varias horas, programa el termostato para que la temperatura permanezca a 15º, “la posición de economía”, (volver a calentar una casa muy fría consume más). Si te ausentas más de un día, desconecta la calefacción.

13. En casas amplias, suelo radiante
En las viviendas que cuentan con muchos metros cuadrados, la calefacción de suelo radiante  es más eficiente, puesto que todo el pavimento actúa como una especie de “radiador” y apenas se pierde el calor.

14. Baja la temperatura en ciertas zonas
Sé selectivo, es decir, redúcela en los espacios que uses menos, como el dormitorio de invitados, un aseo de cortesía... etc.

15. Renovar la caldera
Si las instalaciones de calefacción de tu vivienda tienen ya muchos años, ten en cuenta que las calderas que ofrece actualmente el mercado son mucho más eficientes y necesitan menos energía que las antiguas, para proporcionar el mismo confort y temperatura. Considera la posibilidad de cambiar las calderas, por el ahorro económico que supondría.

16. Purgar siempre los radiadores
El mantenimiento de los equipos de calefacción es clave: purga los radiadores una vez al año, antes del encendido de la calefacción, con el fin de eliminar el aire del circuito. Comprueba también el estado de la caldera.

¡Elige bien!

Si decides modernizar las instalaciones de calefacción, ten en cuenta que el gas natural ofrece muchas ventajas:
◗ Es más económico que otras fuentes de energía.
◗ Es más respetuoso con el medio ambiente que otras opciones como el gasóleo, el butano, el propano, el carbón o la biomasa. No emite partículas contaminantes  y es la energía convencional con menos emisiones de CO2.
◗ Es más cómodo y ahorra espacio, ya que no necesita ser almacenado ni ocupa m2, al estár disponible de modo continuo a través de las canalizaciones.
◗ Se paga después del consumo y esto ayuda a controlar mejor el gasto.

Etiquetas: calefacción.

Publicidad

Ver más articulos