1

Fácil y rápido

Un retal de chenilla, un poco de pintura, algunas herramientas y un poquito de tiempo es todo lo que necesitas para convertir una antigua silla de cocina en este modelo tan bonito.

01/03/2017 Fotos: HF.

Fácil y rápido
Así de espectacular queda la silla después de la mano de pintura y el retapizado. Junto a ella, mesa lacada, de VTV. En la pared, papel pintado de Pepe Peñalver. Los complementos son de Accessorize y Zara Home.

Si tienes una silla vieja por casa y estás pensando en deshacerte de ella, ¡no lo hagas! Transformarla y conseguir que parezca nueva (y diferente) es mucho más sencillo de lo que crees. La clave está en cambiar la tapicería del asiento y pintar la estructura de otro color. ¿Te atreves?