Buscador
Buscador

Símbolo del amor

Tradicionalmente las rosas se han considerado símbolo de amor y belleza, tanto es así que los griegos se la dedicaron a la diosa Afrodita. Son perfectas para tenerlas en terrazas y jardines. Te contamos cómo cuidarlas.

09/05/2018

Conocidas desde la antigüedad, las rosas ya se cultivaban en los Jardines de Babilonia y los griegos y romanos las apreciaban mucho, tanto por sus características ornamentales como por sus propiedades medicinales y aromáticas. Hay más de 30.000 variedades en todo el mundo y cada año aparecen muchísimas especies nuevas, procedentes de injertos. Tradicionalmente los rosales se clasifican y diferencian en tres grupos: silvestres, que son las que nacen y crecen de forma salvaje en plena naturaleza; antiguos, variedades aparecidas antes de 1867 (año en el que se crea el primer ejemplar híbrido, conocido como La France, y modernos, que son todas las variedades que aparecen
justo después de 1867.

¿Qué variedad es la más adecuada para interior?
Lo más fácil de cultivar dentro de casa es el rosal enano, conocido también como de pitimini. Produce flores pequeñas pero muy decorativas. Necesita mucha luz y hay que tener especial cuidado con la sequedad del ambiente.

¿Cuál es la variedad más adecuada para plantar en la terraza?
La variedad indicada arriba también es muy adecuada para plantar en jardinera. Si quieres decorar una celosía, los rosales trepadores son realmente espectaculares.

¿Qué cuidados básicos necesitan?
Fundamentalmente, mucha luz, un buen riego y abonar como te indicamos en la ficha técnica. Si están en jardinera o jardín, necesitan espacio, es decir, deja al menos un metro entre planta y planta para que se desarrolle bien. Además hay que podarlos en primavera.

¿Cómo conseguir que tenga más flores?
Abónala en periodo de floración, pódala cuando veas las primeras yemas, dejando las ramas aproximadamente a la mitad, quita las flores cuando se marchiten y riega.

Ver más articulos