Buscador
Buscador

Especial casas pequeñas

Un piso en Barcelona de estilo rústico

El interior de este apartamento aprovecha cada uno de sus centímetros y juega con la mezcla. Su distribución y decoración ultracálida está llena de soluciones prácticas.

31/01/2017 Realización: Olga Gil-Vernet. Fotos: José Luis Hausmann. Textos: Miriam Alcaire. Plano: Hearst infografía

Una decoración con "triple erre". Así se podría definir el estilo híbrido que caracteriza a este piso situado en la ciudad de Barcelona. La primera R, de rústico: un look cálido y natural envuelve los espacios y propicia una acogedora atmósfera de campo, pero con un toque súper actual. La segunda R, de retro.
El equipamiento combina muebles modernos e incluso de diseño contemporáneo con entrañables piezas vintage. Y la tercera R, de reciclado, la filosofía ecofriendly está muy presente en el proyecto de interiorismo con piezas reconvertidas y muchas ideas deco que puede hacerlas uno mismo de forma artesanal.

El ANTES Y EL DESPUÉS
Nada se parece la vivienda a la existente, antes de llevarse a cabo una reforma integral, que cambió por completo su distribución y fisionomía. Las obras se encargaron a la empresa Sinergia Soluciones Constructivas, que en primer lugar modificó el trazado original. En el núcleo interior de la casa se instaló una gran zona compartida por la sala de estar, la cocina y comedor. Con vistas al exterior se ubicaron los dos dormitorios, uno de los cuales tiene balcóna la calle. Para separar el espacio privado de las zonas comunes, se levantó un tabique que en su parte superior deja pasar la luz a través de un cristal. Además, las habitaciones se aislaronpor medio de puertas correderas que no "roban" centímetros útiles. Esta nueva disposición es más adecuada a la nueva función de la casa, transformada en la actualidad en un alojamiento turístico de la Ciudad Condal.

PAREDES Y TECHOS
Los muros de ladrillo y los techos de bovedilla son los elementos estructurales más representativos del inmueble. Se dejaron a la vista cuando al picar el acabado que los cubría se vio su potencial estético. Combinados con la pintura blanca, el efecto de estos materiales es de lo más atractivo, ya que aportan un aire de modernidad, continuidad y gran sensación de amplitud; además de una mayor luminosidad. La decoración aboga por un estilo confortable y austero. No hay muebles grandes, más bien se trata de piezas ligeras, que pueden moverse de lugar si así se necesita, y ofrecen sobre todo funcionalidad. Pero, a pesar de la sencillez, el equipamiento está trufado de algunas piezas sorprendentes -con nombre propio- y de muebles "reinventados" que ponen un sello personal a cada estancia de este singular apartamento urbano.

Publicidad

Ver más articulos