Buscador
Buscador

Casas pequeñas

Un dúplex moderno y funcional de 85 m²

Una hábil reforma permitió aprovechar los metros y los altos techos de esta casa. ¿La clave? Cambiar la distribución con espacios más diáfanos, añadir un altillo y un acceso a la terraza.

25/10/2017 Texto: Mónica Rodríguez Machuca. Fotos: Hearst Documentación. Plano: Hearst Infografía.

Con tan sólo 85 m² habitables, esta casa madrileña es un claro ejemplo de cómo una reforma acertada con buenas ideas de distribución y de decoración puede multiplicar los metros. El primer objetivo de la obra fue aprovechar su terraza: una superficie de 32 m² que había sobre la vivienda y a la que era imposible acceder. Cuando su dueña, la arquitecta Paloma Martínez Gil del Estudio de Arquitectura Argensolacuatro, además de conseguir disfrutar de este espacio -ahora cuenta con solarium y un comedor al aire libre-, fue capaz de llenar de luz el interior al sustituir los tabiques que independizaban la terraza por grandes ventanales, decidió embarcarse en una reforma mucho más ambiciosa con la que modificó toda la distribución original de la vivienda.

NUEVA PLANTA BAJA
Tras la obra, ahora desde el largo y estrecho recibidor, en lugar de llegar a la cocinase accede al comedor. A continuación, y con el objetivo de conseguir mayor profundidad visual, se eliminó el tabique que delimitaba una habitación que se usaba como estudio,y en el nuevo espacio se instaló la cocina, a la que se accede a través de un vano sin puerta. A la izquierda del comedor se encuentra la cálida zona de estar.

¿ESCALERA O ELEVADOR?
Entre el salón y el comedor se situaron los dos accesos que dan paso al nivel superior de la vivienda: una escalera con peldaños volados pintados en blanco realizados en hierro y una plataforma elevadora. Enesta planta, además de laterraza, también se encuentra un altillo diseñado por la dueña gracias a la altura de los techos y que se ha convertido en la habitación de invitados. La estructura metálica que lo sustenta se pintó de blanco, como las vigas vistas, el entrevigado y las paredes de toda la casa. Entre las obras, también se renovaron las intalaciones y se actualizaron los muebles de la cocina y del cuarto de baño, en donde se abrieron ventanales para facilitar el paso de la luz.

DECORACIÓN ACERTADA
Con la idea de potenciar aún más la luminosidad natural, se optó por los tonos neutros y materiales como el cristal en la mayoría de los muebles -exceptuando algunos de madera- y se eligieron escogidas piezas para amueblar los distintos espacios sin saturalos visualmente. Para aportar mayor contraste, sin romper el equilibrio cromático, el color se reservó exclusivamente para algunos complementos, detalles o ropa de cama.

CLAVES DEL ÉXITO:
1. Lograr dos espacios extra. Al aprovechar la altura de los techos con un altillo y un rellano de cristal, que da paso a la terraza, ahora se cuenta con un dormitorio más y un comedor al aire libre.
2. Más claridad. Eliminar muros, abrir ventanas y sustituir los tabiques que independizaban la terraza por grandes cristaleras han contribuido al paso de la luz.
3. Plataforma elevadora. Así, además de a través de la escalera volada, se accede al nivel superior de una forma más cómoda.

Publicidad

Ver más articulos