En 60 m2

Una casa con clase

Ambientes fluidos, tranquilos, elegantes... Esta casa transmite paz y belleza a partes iguales. Un ejemplo de cómo imprimir charme a la deco... con muy poco.

23/08/2016 Realización: Eva Baena. Fotos: Pablo Sarabia. Texto: Miriam Alcaire. Plano: Hearst Infografía

Los dueños de esta casa, de dimensiones reducidas pero bien aprovechadas, buscaban precisamente eso: una vivienda muy cómoda y acogedora, donde hubiese lugar para todo, sin excesos. Se trata de un matrimonio con hijos mayores que ya "han volado del nido", y esta casa colmaba todas sus expectativas. Gracias al trabajo acertado de la decoradora Eliezer Tapetado, artífice de Tado Interiorismo, la vivienda se convirtió en un lugar alegre y confortable, con los metros suficientes para vivir el día a día.

Multiplicar la luz
El objetivo principal de la interiorista a la hora de decorarla casa fue el de potenciar la luminosidad de los ambientes, ya que la viviendacontaba con orientación norte. Para lograrlo, utilizó colores claros en las paredes y en los muebles, y apostó por el uso de espejos en el comedor y el dormitorio principal. Ambos recursos parecen funcionar a las mil maravillas, porque los ambientes son ligeros y en absoluto apagados.

Madera cálida
La belleza noble de la madera y su capacidad para aportar calidez a todos los espacios determinó la elección de este material por la decoradora para crear un ambiente tan acogedor. El suelo oscuro, que contrasta con los tonos claros de paredes y textiles, acentúan esa nota tan amable y especial.

Todo al blanco
En el dormitorio principal se eligieron muebles blancos, que actualizasen el ambiente y no lo recargasen. Resaltan de maravilla sobre el topo de las paredes. El cabecero y las mesillas de noche eran los mismos que tenían los dueños en su casa anterior, aunque fueron restaurados y pintados con una técnica muy de moda... El resúmen estético es de gran serenidad. Una casa con clase, para vivir el día a día.


Comentarios

Publicidad