Buscador
Buscador

Especial casas pequeñas

Una casa nórdica pero cálida de 50 m2

El estilo escandinavo se reinventa en esta luminosa vivienda madrileña, de tan solo 50 m2. Está llena de soluciones inteligentes para ganar más espacio.

23/08/2017 Realización: Pilar Perea. Fotos: Miriam Yeleq. Texto: Miriam Alcaire.

La acertada distribución y el empleo del color, entre otras claves, dan como resultado una gran sensación de amplitud. Cada una de las piezas encaja formando un todo de lo más completo. ¡Parece mentira que este piso solo tenga 50 m2!

LA LUZ, SIN BARRERAS
Está situado a dos pasos de la Gran Vía madrileña, por lo que no puede ser más urbanita. Y el estilo en el que lo ha decorado el estudio El ático de Daniela responde a ese espíritu metropolitano. Un "look nórdico"moderno y muy funcional. La superficie es prácticamente diáfana, para permitir el paso de la luz natural hasta el salón y la cocina, ya que aquí no se cuenta con ventana al exterior. Tan solo un tabique estrecho independiza visualmente la zona de estar del dormitorio, que es muy cómodo y uno de los espacios más
personales de la casa. En la zona común, que ocupan estar-comedor y cocina, todo está pensado para hacer el espacio confortable, por eso no hay profusión de muebles y los modelos elegidos son de pequeñotamaño y diseño muy sencillo.

ESPACIO COMPARTIDO
La cocina es muy recogida pero no le falta un detalle. Se ha instalado en una esquina y está perfectamente equipada y distribuida en forma de "U", con una mesita anexa de alas extensibles, que amplían la encimera. En el extremo de una de las "patas" de esa "U" está la placa de cocción y una campana extractora que marca la frontera visual con el resto de los ambientes. Este apéndice junto al comedor resulta muy cómodo para servir la comida y desayunos, sin tener que poner recipientes calientes sobre la mesa. En el estar, un sofá-cama ofrece una plaza extra para dormir cuando vienen los familiares e invitados y lo completa un rincón de lectura, tan confortable como bonito.

DETALLES QUE CUENTAN
Los colores principales son austeros -blanco, gris y negro-, pero la abundante presencia de muebles de madera en tonos claros contrarresta cualquier posible sensación de frialdad. También añaden alegría los turquesa, el rosa de adornos... En pequeñas pinceladas animan y rompen "la seriedad".

A todo ello se añaden alfombras de estilo bereber o piel sintética en cada ambiente. Estos elementos dan calidez y personalizan los espacios con sus colores, suave tacto y modernos motivos. Las banquetas y taburetes tapizados dan una idea del peso específico que los textiles tienen en la decoración, así como los cojines, lisos o con llamativos dibujos geométricos. Para completar, jarrones que hacen de este coqueto apartamento un refugio en medio del caos urbano.

Publicidad

Ver más articulos