Buscador
Buscador

Casas pequeñas

Una casa luminosa y con mucha vida

Con espacios cálidos, sencillos y muy cómodos, su joven propietaria ha conseguido aprovechar los metros y la luz de este piso de 60 m² en el centro de Madrid. ¿La clave? Transmitir a la casa su optimismo y vitalidad.

05/06/2018 Realización: Reyes Pérez. Fotos: Pablo Sarabia. Texto: Mónica Rodríguez Machuca. Planos: Hearst Infografía.

Si las casas hablasen tendrían mucho que decir sobre la forma de vida de sus inquilinos. Sin embargo, a través de los muebles, revestimientos o tapicerías, también podemos hacernos una idea de la personalidad y estilo de quien las habita. Alegre y vitalista, la joven propietaria de esta casa se enamoró de este piso de 60 m2, situado en el centro de Madrid, nada más verlo. ¿Los motivos? Su potente luminosidad, su excelente distribución (a pesar de su reducido tamaño, la vivienda no cuenta con metros desaprovechados en los pasillos) y que se encontraba en "su barrio" de toda la vida. De esta manera, con un área destinada al salón-comedor, un cuarto de baño completo, una cocina y un amplio dormitorio, este espacio era perfecto para comenzar su nueva etapa y decorar con mucha ilusión, tal y como se refleja, su nueva casa.

ACERTADA MINI OBRA 
Aunque debido a su buena distribución original no fue necesario tirar ningún tabique, ni cambiar la función de cada uno de los espacios, si que se llevó a cabo un lavado de cara para adaptar cada uno de los ambientes al estilo fresco y juvenil de su propietaria. Para ello, se contó con la ayuda de la empresa de reformas Fanworking. De esta manera, con el objetivo de potenciar la luminosidad que entra por los ventanales y hacer los espacios más acogedores, se cambiaron todas las molduras del techo; se renovaron los rodapiés; se lacaron en blanco las puertas y armarios y se alisaron las paredes, para cubrirlas con pinturas o azulejos de suaves tonalidades (blancos, azules o rosas) y papeles pintados de alegres estampados, tal y como se destaca en el dormitorio principal. Asimismo, con la idea de dar mayor calidez a la casa, se acuchilló el parqué en espiga original y, en la cocina, se colocó una acogedora tarima de madera.

CON PERSONALIDAD
En cuanto al interiorismo, la elección de pocas pero escogidas piezas de mobiliario de aire actual y vintage en blanco o acabados en madera y diseños a medida -como el mueble del lavabo o el cabecero del dormitorio- también han ayudado a ganar en amplitud visual, luz y estilo. La misma paleta de tonos naturales se repite en los textiles donde, además, se juega con colores vibrantes para aportar vitalidad y evitar una decoración muy lineal.

Ver más articulos