Proyecto Diez

Ático rústico actual

Gracias a esta reforma, se transformó un antiguo convento en un ático de techos inclinados con vigas vistas. Cómo aprovechar el espacio resultó un gran desafío.

29/03/2017 Texto: Verónica Barrado. Fotos: Hearst documentación

Convertir un antiguo convento en un ático fue al gran reto al que se enfrentó el arquitecto de interiores Gabriel Asdrúbal. Con el asesoramiento del arquitecto Ignacio Aguado Ortego, proyectaron una vivienda funcional con ambientes a diferentes niveles. Un dormitorio abuhardillado supuso su mayor desafío.

Éstas fueron las claves.

LUZ NATURAL
Se optó por una gran ventana de cubierta flanqueada por vigas originales del siglo XVII. En el baño se pudo abrir un vano en la pared para una perfecta ventilación. Además, el espacio abierto ayudó a que la luz cenital fluyera por toda la estancia.

SALVAR LA INCLINACIÓN
La zona de mayor altura se destinó al cuarto de baño para poder instalar la ducha. Las zonas más escoradas se utilizaron para la cama y para armarios y trasteros hechos a medida.

UNIDAD DE MATERIALES
El cemento pulido en todo el pavimento y la misma pintura en color marfil en las paredes y techos, hacen de la buhardilla un espacio integrador.


Comentarios

Publicidad