Especial casas pequeñas

Un ático blanco y radiante

Pequeño pero impresionante. Un ático lleno de buenas ideas, para sacar partido al espacio y llenarlo de luz. No hay paredes ni tabiques en esta superficie diáfana y cálida. Así se reformó.

06/02/2017 Realización: Olga Gil-Vernet. Fotos: Montse Garriga. Texto: Miriam Alcaire. Plano: Hearst infografía

Un coqueto apartamento volcado sobre los tejados de Barcelona. Este precioso ático tiene solo 50 m2, pero goza de un privilegio muy deseado en las grandes ciudades: dos terrazas abiertas, en las que poder disfrutar del aire libre en los meses de buen tiempo, y un horizonte despejado, sin grandes bloques de casas que interfieran las vistas.

FUERA TABIQUES
El interior fue reformado por completo por la interiorista Ana Genero, que supo hacer brillar lo que escondía este piso muy compartimentado y poco eficaz desde el punto de vista distributivo. El primer paso fue tirar abajo paredes con el fin de dejar una superficie única, mucho más luminosa y aprovechable. A continuación había que reorganizar los ambientes. La idea era poder conseguir diferenciarlos sin recurrir a puertas ni elementos divisorios. La disposición de conjuntos agrupados y bien ordenados facilita este objetivo. Algunos muebles, colocados en esquina, delimitan y ponen fronteras invisibles. Otros, con ruedas, se pueden mover de lugar, no hay piezas pesadas, voluminosas...Recursos  decorativos bien pensados a la hora de sacar partido a los escasos metros del apartamento.

Además, la interiorista utilizó la monocromía de manera intencionada, para reforzar la sensación de luz, de mayor amplitud y para dar continuidad. Tanto paredes como mobiliario son blancos. Un color que combina con los acabados metálicos, acero y aluminio, y con texturas naturales. Tanto las persianas que protegen del sol como el pavimento elegido, una moqueta de sisal en toda la casa, son de fibras vegetales. Estos materiales aportan un punto de calidez muy agradable. Las plantas, los textiles de pelo y los detalles handmade ponen el broche final.


Comentarios

Publicidad