Buscador
Buscador

¡Vaya cambio!

Antes y después: Un deslumbrante piso en Madrid

El abandono y los años no perdonan: viejo, obsoleto, infrautilizado... así estaba este piso madrileño. Rescatado del olvido, hoy luce un look muy actual y deslumbrante.

18/01/2018 FOTOS: Juan Millas. Texto: Míriam Alcaire.

UNA REFORMA ESPECTACULAR

Su potencial de luz fue el punto de partida para convertir este antiguo piso en una vivienda diáfana, moderna y con todas las comodidades. El proyecto de rehabilitación e interiorismo corrió a cargo de Tamdem 74 Studio, empresa de reforma y decoración formado por las por las profesionales Ingrid Pacilly y Laure Chadapaux. Éstas fueron las pautas.

Redistribución del espacio. La casa estaba muy compartimentada. Se tiraron tabiques, para eliminar espacios obsoletos, y se integró la cocina al estar.

De cuatro a dos dormitorios. Ciertas habitaciones eran ciegas, sin ventanas al exterior. Se suprimieron y, en vez de cuatro, se dejaron en dos ganando así ese espacio extra, para construir un vestidor en una de ellas y añadir un baño. También se ha ampliado la superficie que ocupa hoy el salón y la cocina.

Más espacio de almacenaje. Optimizar la distribución y potenciar la funcionalidad han sido los criterios prioritarios: se instalaron armarios empotrados en todas las habitaciones. Y el espacio común se ha liberado, reflejando un modo de vida relajado y contemporáneo.

CLAVES DE LA REFORMA

Nueva vida a elementos originales. Se ha conservado la altura del techo, Las molduras, los radiadores antiguos...
Base cromática neutra. Los colores principales son atemporales, como el gris claro del salón, que además refuerza la luz natural y da un ambiente diáfano al espacio. Pero también notas fuertes animan aquí y allí y aportan contrastes geniales.
Muebles modernos y antiguos. Muchas piezas son actuales y prácticas, de reducidas dimensiones para adaptarlas al espacio, y en un sofisticado binomio blanco y negro (cocina, entrada y baño). Otras se encontraron en mercadillos y anticuarios.
Mezcla de tejidos. Terciopelos, algodón y seda visten los interiores, los arropan con texturas delicadas y de gran calidad.
Materiales luxury. Aportan un carácter lujoso a espacios más sencillos. Es el caso del mármol Neolith, en la encimera de la cocina. O los materiales agradables elegidos para revestir el cuarto de baño.

Publicidad

Ver más articulos