Buscador
Buscador

Casas reformadas

Una casa reformada para ganar luz

En la reforma de este piso se modificó por completo toda la distribución, se abrieron espacios y se conectaron estancias con un fin: multiplicar la luz natural.

12/03/2018 Realización: Pilar Perea. Fotos: Míriam Yeleq. Texto: Marta Sanz.

Los propietarios de esta vivienda querían una casa luminosa y muy cómoda. Por eso, decidieron meterse en una reforma integral, no solo para conseguir espacios más amplios, sino también para adaptar la antigua distribución a sus necesidades.

NUEVA ORGANIZACIÓN
El estudio de smg-Arquitectura, se encargó de la transformación, que se planteó con dos premisas: crear ambientes abiertos para disfrutar en familia y lograr que la luz natural llegase a todos los rincones. Todo comenzó con el derribo de tabiques prescindibles y la creación de dos áreas bien definidas en su planta rectangular: hacia la terraza, se ubicó la zona común, y separada de ésta por unas puertas correderas, la privada, con dos dormitorios y un baño.

RETO: MÁS LUMINOSIDAD
Una vez lograda la distribución funcional, el siguiente objetivo fue aprovechar al máximo la luz que entraba por la terraza. El estudio smg-Arquitectura ideó un cerramiento de hierro acabado en negro con puertas correderas y cuarterones de vidrio que delimita los ambientes, pero comunica visualmente ambas zonas y permite que fluya libremente la luz natural. La cocina, anteriormente tabicada, quedó abierta al salón, por lo que la iluminación estaba garantizada. En esta estancia, se proyectó una planificación en tres frentes, que rentabiliza la superficie y facilita una circulación fluida de la luz. En la pared más larga se colocaron los electrodomésticos más voluminosos y muebles de suelo a techo que multiplican la capacidad de almacenaje. El fregadero se ubicó en ángulo con la zona de cocción, instalada en una península que se utiliza también como zona de comedor.

DECORACIÓN: CÓMODA Y FUNCIONAL
Para que nada restara claridad, se escogió el color blanco, tanto en la pintura de las paredes como en la carpintería y buena parte del mobiliario, pues tan solo en el dormitorio principal predominan los muebles de madera en tono medio. El suelo original se sustituyó por tarima en toda la casa, excepto en los baños, que se revistieron con cerámica, y en la terraza, donde se colocó césped artificial. En el interiorismo, se apostó por un estilo fresco y actual, con pinceladas de color que aportan riqueza visual a los ambientes y muebles que cumplen las necesidades de almacenamiento de los propietarios. El resultado final es una casa moderna y luminosa, donde sus dueños se sienten en familia y felices.

Ver más articulos