Buscador
Buscador

Especial primera vivienda

Una casa para soñar despiertos

Blanco, madera y fibra protagonizan la decoración de esta vivienda, en la que su propietaria consiguió recrear un estilo rústico muy chic, cálido y luminoso.

10/04/2018 Realización: Pilar Perea. Fotos: Patricia Gallego. Texto: Marta sanz.

Elena, la propietaria de esta vivienda madrileña, es una apasionada de la decoración. Y se nota. Desde pequeña, jugaba a redecorar la casa familiar y disfrutaba hojeando las revistas de interiorismo que caían en sus manos. Actualmente, su cuenta de instagram –@elena.d.d–, en la que solo publica rincones decorados y fotografiados por ella misma, tiene más de cuatro mil seguidores, aunque ella, tal y como nos confiesa, sigue prefiriendo el papel. Es más: atesora publicaciones de diferentes cabeceras de decoración, en las que se inspira a la hora de crear ambientes únicos y personales. Interiores con un denominador común: frescos, naturales, elegantes, pero nada ostentosos, y con un atractivo aire rústico chic.

CON UNA BUENA BASE
Elena encontró en esta casa el lugar perfecto para ella y su familia. Con un amplio salón, cuatro dormitorios, la cocina y dos baños, la vivienda adaptaba perfectamente a sus necesidades. Por eso, no se enfrentó a ninguna reforma. Conservó el suelo de gres, le dio un lavado de cara y empezó a decorarla. Esta tarea se la tomó con calma, pues reconoce que le gusta ir poco a poco, buscando y seleccionando piezas y complementos que encajen con su estilo, pero que también le permitan renovar el look de su casa frecuentemente.

IDEAS CLARAS
Con el objetivo de crear espacios versátiles y flexibles, fáciles de redecorar en un momento dado, decidió prescindir de la mayoría de los muebles de su antigua casa y apostar por piezas con un diseño actual y fresco, a precios asequibles.

Un equilibrio armónico y sereno le sirvió como hilo conductor de la decoración. Elena apostó por el blanco como color principal. Está presente, no solo en paredes, telas y tapicerías, sino también en la mayoría del mobiliario, si bien lo combinó con pinceladas en tonos crudos y pastel, que aportan frescura. Fan de la estética de las casas de campo, enriqueció los ambientes con detalles en fibra vegetal y arreglos florales. Con cuadros pintados por ella misma, Elena pone el broche final.

Etiquetas: casa, piso, vivienda, acogedora y deco.
Ver más articulos