Buscador
Buscador

Claves de la reforma

Para modernizar esta casa, con una base de decoración clásica, se introdujeron muebles y materiales actuales con los que se han creado ambientes acogedores y prácticos.

17/10/2017 Realización: Olga Gil-Vernet. Fotos: Mauricio Fuertes. Texto: Míriam Blanco. Plano: Hearst infografía

Un estar cálido. Decorado con un sofá crudo, mod. Cotlin con tela de Pepe Peñalver, y cojines estampados, todo de Coco-Mat. De la misma firma es la alfombra y la mesa de centro.

Reformar una vivienda no siempre tiene que significar meterse en grandes obras. Un claro ejemplo de ello es esta casa de San Gervasio, en Barcelona, que, sin tirar prácticamente ningún tabique, disfruta ahora de una imagen bien distinta a la original. Su reforma consistió en crear espacios cálidos, acogedores y muy funcionales, renovando los suelos y paredes y también apostando por una rica combinación de muebles de distintos estilos. Mireia Masdeu, del estudio Creative Design, fue la encargada de llevar a cabo el proyecto.

LOS REVESTIMIENTOS
Con el fin de potenciar el inmenso caudal de luz natural que entra por sus ventanas, las paredes se pintaron todas en tonos claros; en cada habitación se eligió un color característico acorde con la decoración. Y en la zona del office se rescató una antigua pared de ladrillo que antes estaba pintada de blanco. Se saneó exhaustivamente para recuperar su tono original y conservar así parte de la historia de la vivienda. En contraste, el resto de los tabiques se decoraron con unos alegres y divertidos vinilos.

Los suelos se vistieron con una clásica tarima de madera, cálida y acogedora, a excepción de los baños y la cocina, revestidos con un microcemento pulido de color gris mucho más práctico y adecuado en estas estancias y que, además, proporciona un aire actual. Este contraste de estilos es una pauta que se repite también en la elección de todo el mobiliario.

LOS MUEBLES
Buscando aprovechar al máximo el espacio, ganar sitio para guardar y dar a cada habitación un carácter único y especial, muchos de los muebles se hicieron a medida. Su diseño es muy funcional y contrasta con otras piezas antiguas recuperadas de anticuarios y otros de herencia familiar. Por ejemplo, en el dormitorio principal encontramos un moderno cabecero hecho con lamas verticales de DM que funciona a la vez de pequeña librería y que se combina con otros toques decorativos algo más clásicos, como la butaca y la mesita de noche de herencia, o la ropa de cama blanca; la colcha hecha a mano y los cuadrantes rematados con volantes.  

Publicidad

Ver más articulos