Buscador
Buscador

Claves de la reforma

Detalles con sabor a las casas de campo de toda la vida y una cálida decoración hacen de esta vivienda un agradable refugio lleno de complementos encantadores.

01/12/2017

Azulejos artesanales, vigas de madera en el techo, suelos de barro, paredes de piedra... Son muchos los detalles de esta casa de nueva construcción, situada en Cantabria, que recuerdan a las tradicionales  de campo. Sus dueños, un matrimonio que vive en Madrid, así lo quisieron y así se lo encargaron al equipo que realizó todo el proyecto: el arquitecto Luis Alberto Alonso Ortiz (del Estudio Alonso y Barrientos Arquitectos) y los constructores Hermanos Vega Díaz.

UNA DECORACIÓN CÁLIDA Y ACOGEDORA
Más que una casa, éste es el refugio donde la familia deja atrás las prisas, los ruidos... Por eso, crear ambientes muy cálidos era de vital importancia. Los revestimientos fueron, junto con la chimenea del salón, claves para lograrlo. Así, proliferan los detalles en madera; destacan las vigas del techo y el suelo de tarima de la planta superior. Muy acertada es también la inclusión de piezas en el suelo de losetas de barro de la planta baja que atemperan la frialdad de este material. En cuanto a las paredes, las de un baño y uno de los dormitorios también ganaron calidez al ser decoradas con papeles de delicados colores y alegres estampados. Y, por supuesto, los textiles, en blanco o suaves tonalidades también potencian esa calidez.

LOS MUEBLES
Se eligieron en su mayoría de madera; unos al más puro estilo rústico, como la mesa del estar o los de cocina, y otros más clásicos como los del comedor patinados en blanco. Para no recargar, se combinaron con otras más ligeras; un sillón de mimbre en el estar, las sillas de la cocina con el asiento de ratán y un respaldo en aspas que recuerda las tradicionales Thonet, o los cabeceros de forja del dormitorio

Publicidad

Ver más articulos