Casas de campo

Una casa de campo con encanto natural

Sin renunciar a su belleza clásica, esta casa de campo tradicional se ha adaptado a los nuevos tiempos: una distribución diáfana, cómoda y mucha luz son sus mejores bazas.

14/07/2017

En medio del campo y a dos pasos del mar, esta masía enclavada en El Ampurdán cumple todos los requisitos de una vivienda pensada para descansar del mundanal ruido. Un amplio jardín la rodea y envuelve, y los interiores buscan la luz y la tranquilidad a través de amplios espacios que transmiten dicho sosiego.

TRADICIÓN RENOVADA
El arquitecto Jorge Moser fue el encargado de su rehabilitación y de conservar los rasgos característicos de las antiguas construcciones de la zona. Fueron resaltados todos los bellos elementos estructurales: las vigas de madera, techos abovedados, los arcos de obra, las puertas enmarcadas con ladrillo visto, los fantásticos pavimentos de terracota...
Sin embargo, la casa se quería funcional y práctica, por eso la reforma puso el acento en actualizar y hacer flexible un rústico demasiado marcado. Por un lado, se ampliaron los vanos existentes en la vivienda para tener una conexión directa con el paisaje. Las estancias también se abrieron a la luz: el salón, amplio y diáfano, o la cocina, con una actual distribución en península. En esta estancia, además, se rompe la monocromía de los tonos tierra, gracias a un revestimiento cerámico en un azul intenso, creando un magnífico contraste y delimitando dicho espacio. 

COMPLEMENTOS, POCOS
El resto de la paleta cromática juega con los cálidos -vainilla en las paredes y blanco en los muebles tapizados-, pinceladas de rojo en los textiles, en un revival natural y campestre muy atractivo. Con estampados de rayas, cuadros o de geometrías étnicas, cojines y alfombras son los escasos detalles y complementos que se permite una decoración austera pero nada fría.

BUSCANDO EL RELAX
Los muebles, rotundos y de estética rústica, se han elegido en maderas claras para aligerar una posible sensación de pesadez... Una decoración limpia, en definitiva, que ha buscado la simbiosis con el entorno natural creando atmósferas relajantes y serenas.

¿CUÁNTO CUESTA?
- Pavimento de cerámica en gres pasta roja, serie Barro Olhambrilla, de 25,7x51,5 cm, en Leroy Merlin. Precio/m2: 11,95€
- Mesa de comedor en roble, modelo Radus, en tiendas Habitat: Precio: 852,50 €
- Sillas de madera de roble con asiento tapizado y respaldo en aspa Hampstead. Medidas 45x98x59 cm. En El Corte Inglés: Precio/cu: 95 €
- Sofá de dos plazas, modelo Kivik Dansbo blanco, de venta Ikea: Precio: 399 €


Comentarios

Publicidad