Buscador
Buscador

Casas reformadas

Ático cosmopolita

La reforma y decoración de este piso cordobés bebe de la tradición y consigue el "más difícil todavía": actualizar el estilo andaluz e integrarlo en un espacio cien por cien contemporáneo.

18/07/2016 Realización: Pili Molina. Fotos: Carlos Yagüe. Texto: Miriam Alcaire. Plano: Hearst Infografía.

La terraza recuerda a un modernísimo patio andaluz. A medio camino entre la tradición y la vanguardia, no faltan en ella macetas, pero también la equipan sorprendentes obras de arte, asientos africanos, sillas de diseño, bombillas de colores... Un espacio singular lleno de color y "duende".

URBANA Y ACTUAL
Esa es la sutil pista que quizás pudiera delatar su emplazamiento privilegiado, junto al barrio de la Magdalena, en el corazón mismo del casco antiguo de Córdoba. Los propietarios de la vivienda son una joven pareja con un niño de corta edad. La adquirieron en malas condiciones y tuvieron que rehabilitarla casi por completo con la ayuda del ingeniero técnico Manuel Gómez Castro y de la decoradora Marta Ramírez. Ésta se encargó precisamente de actualizarla, eliminando pequeñas habitaciones para crear ambientes más amplios y eficaces, pero sin que perdiera su calidez y manteniendo el carácter andaluz propio de la zona. Por lo demás, el interiorismo responde a un estilo actual, muy cómodo y práctico.

MIX MUY CONSEGUIDO
El mobiliario se compone de piezas eficaces, para aprovechar el espacio al máximo, aunque se combina con otras muy especiales, de fuerte personalidad, adquiridas casi en su totalidad en las tiendas Masol y en Masol Cocinas & Baños. Los muebles más destacados proceden de mercadillos y anticuarios. El presupuesto limitado obligó a elegir bien esa pieza especial y única: enel dormitorio, la cómoda; en el salón, la lámpara dorada... Otros muebles, como la encimera del lavabo, los armarios de la cocina o el banco y la mesa de la terraza, fueron diseñadas ex profeso por la interiorista.

BUENOS DETALLES
Para acabar, se realizó un divertido ejercicio decorativo con objetos de colección y obras de arte de los dueños. Diseminados aquí y allá, ponen el "sello de la casa" y son la guinda a una estética equilibrada, con vivaces destellos de color y espacios tranquilos dosificados a partes iguales. ¡De 10!

Publicidad

Ver más articulos