Las casas de los lectores

La casa piña

Este piso situado en Madrid, es la vivienda actual de Daniela, una ilustradora de cuentos infantiles mexicana que se trasladó a la capital española.

02/03/2017

Daniela es una ilustradora de cuentos infantiles de origen Mexicano. Se traslada a Madrid y establece su sede en la Casa Piña. En la maleta trae dos cosas de su país: la alegría del color y la hospitalidad. “De hecho, la piña representa exactamente eso: lo exótico, lo fresco y, sobre todo, es símbolo de bienvenida y hospitalidad desde tiempos coloniales. Cristóbal Colón descubrió esta fruta en su segundo viaje al Caribe. allí, en la isla de Guadalupe pudo degustar por primera vez la piña, quedando impresionado por la dulzura y el frescor de su interior, que contrastaba directamente con la dureza de su corteza.”
Era habitual encontrar piñas en los centros de mesa de América colonial. Las familias que celebraban algún tipo de eventos recurrían a este fruto para dar a entender a sus invitados que eran bienvenidos a sus casas.
La importancia de la piña quedó reflejada en la arquitectura colonial. Todavía se pueden encontrar motivos de piñas en muchas casas históricas y fincas del Sur de América. Normalmente aparecen en las entradas de las viviendas, vestíbulos, escaleras, chimeneas… en definitiva, lugares de paso donde eran más frecuentes que estuviesen los invitados. Pero también se pueden ver piñas talladas en los muebles, adornos, ropa de cama… se trata de un símbolo muy arraigado que, tras la colonización, también se puede encontrar en Europa. De hecho, muchos establecimientos hoteleros conservan grabados de esta fruta en su fachada como símbolo de hospitalidad.

Arquitecto: Nacho Gias
Web: www.nachogias.com


Comentarios

Publicidad