Producto a exámen

Los yogures, básicos

Aunque parece un producto simple, tiene muchos ingredientes fundamentales.

20/03/2017 Realización/fotos: Nuria Serrano. Coordinación: Silvia Criado.

El yogur es un producto alimenticio de consistencia semisólida que procede de la leche, normalmente de vaca, sometida a un proceso de fermentación. Rico en proteínas de alto valor biológico, calcio y vitaminas del grupo B, A y D, su valor calórico varía en función de la grasa y de sus ingredientes añadidos como azúcar, cereales, mermelada... Éstos son
los tipos más consumidos.

Cabra y oveja. También se puede utilizar leche de estos animales para elaborar yogures. Los de cabra, se toleran mejor y tienen más calcio y aminoácido triptófano. Los de oveja, son más fuertes de sabor y tienen más grasa, lactosa y proteínas.

Cereales. Mezclado con el yogur, forma uno de los desayunos más nutritivos que podemos tomar. La avena suele ser una buena elección porque aporta carbohidratos, vitaminas y fibra.

Chocolate. En realidad es un postre lácteo porque está hecho con leche cuajada y chocolate. Está hecho con un batido de cacao solidificado con cuajos, gelatinas
y algunos espesantes.

Griego. La única diferencia con el normal es que el yogur griego se filtra para eliminar el suero líquido y, por lo tanto, su consistencia es algo más espesa. Si lo haces en casa, puedes añadirle nata para que quede más cremoso.

Líquido. La diferencia principal con el yogur normal es la textura. Para conseguirla, se agita el coágulo con suavidad durante 5 ó 10 minutos, a 20º C, para que se rompa y quede líquido. Antes de envasarlo, puede ser tratatado de tres formas que determinarán su vida útil: sólo se enfría (20-24 días), se pasteriza (30-40 días) o se somete a un tratamiento térmico UHT (entre 2 y 4 meses).

Natural. No tiene añadidos. De color blanco, su sabor es algo ácido y agrio porque no tiene edulcorantes.

Sabores. Los aromatizados con fruta están elaborados con fruta triturada y colada, por lo que el yogur tiene sabor y color pero no trozos. Hay de fresa, limón, coco, piña...

Trozos. Las partes de fruta se pueden distinguir a la vista y al paladar. Puedes encontrarlos con frutas del bosque, ciruela, kiwi, melocotón...


Comentarios

Publicidad