Buscador
Buscador

Alimentos de temporada

Fresas: dulces y sanas

Unas frutas jugosas, nutritivas con muchas vitaminas que están este mes de plena temporada y se cuela en nuestros menús diarios.

23/05/2018 Realización: Eugenia Escobedo. Fotos: Angélica Heras. Texto: Mar Santamaría.

Una fruta sabrosa que aporta vitaminas y minerales con muy pocas calorías y que ahora que está en plena temporada se cuela en nuestros menús diarios. Hablamos con Hugo Vela, experto en cultivo ecológico de unas fresas de alta calidad muy apreciadas por los grandes chefs.

¿Fresas o fresones? Nos cuenta Hugo Vela que esta distinción sólo existe en España. Aunque botánicamente sí hay una diferencia de especies, en la fruta solo se distinguen en cuestión de tamaño, productividad de la
planta, sabor y aroma. Por la hibridación se están consiguiendo que los fresones se parezcan cada vez más a las fresas, y ya se empieza a hablar de variedades gourmet.

La fresa Mara de Bois. Es una variedad propia de la finca Monjarama. Tiene un sabor a fresa del bosque pero con mayor tamaño. Es muy aromática y gustativa y llega a la mesa tan solo tres días después de haber sido cosechada. Al ser "puro azúcar" no necesita condimentos, aunque se puede tomar con zumo de naranja o un helado suave de vainilla. También se suele utlizar para elaborar sorbetes o coulis por la intensidad de su aroma.

El fresón selva. De mayor tamaño y menos sabor que la fresa, aguanta más tiempo en perfectas condiciones una vez que se ha cosechado. Es más carnoso y más resistente al calor, por lo que resulta perfecto para elaboraciones de repostería, salsas... 

El fresón Charlotte. Por sus características es "el fresón que quiere ser fresa": más aromático que el resto de los fresones pero no tan carnoso. Resulta ideal para preparar mermeladas.

Cultivos ecológicos. Al ser la fresa una fruta sin cáscara, está más expuesta a agentes externos, por lo que los controles a los que se someten los cultivos ecológicos son una garantía al consumidor. Además, el sabor de una fresa ecológica es muy diferente al de una fresa de cultivo tradicional.

En su punto justo. Para saber que una fresa está madura, hay que ver que las hojas se despeguen de la fruta. Y hay que comerlas "al revés" de como lo hacemos, dejando para el final la punta que es más dulce.

Tres recetas para un aperitivo con fresas:

- Brochetas de fresas con embutido. Lava las fresas y retírales el rabito; corta unas rodajas de salchichón ibérico.  En unos palitos de brocheta, ensarta de manera alterna fresa, salchichón y mozarella.
- Tostas de fresas con camembert. Sobre un pan tostado, pon una porción fina de camembert (o de brie), coloca encima fresas cortadas en láminas y adereza con una reducción de aceto balsámico.
- Barquitas de fresas con endibias. Rellena unas hojas de endibias con dados de mango y trocitos de fresa y aliña con mayonesa ligera.

Etiquetas: fresas.
Ver más articulos